Importancia de un buen mantenimiento
205
post-template-default,single,single-post,postid-205,single-format-standard,qode-social-login-1.1.2,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.0.8,select-theme-ver-5.1.5,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Importancia de un buen mantenimiento

El mantenimiento consiste en una serie de revisiones y operaciones llevadas a cabo en los elementos constructivos que componen un edificio y en las instalaciones que le dan servicio, con el fin de conservarlo en las mejores condiciones posibles. Estas operaciones o actividades se deben realizar de forma periódica.

 

¿Qué importancia tiene?

Los beneficios de realizar un mantenimiento periódico de los edificios son numerosos.

Cuando adquirimos un coche somos conscientes de la relevancia que tiene llevar un buen mantenimiento del mismo, y realizar pequeñas actuaciones (cambio de ruedas, aceite, revisiones periódicas, ITV,..) puede evitarnos grandes desembolsos inesperados.

De igual modo deberíamos ser conscientes de la importancia de mantener y conservar los inmuebles. La revisión periódica de los edificios puede desvelar deficiencias subsanables, anticipándose de este modo, a la aparición de posibles patologías, evitando los riesgos, aumentando la seguridad y sorteando las grandes inversiones económicas que estas conllevan.

 

¿Estoy obligado como propietario a realizar un mantenimiento en el edificio?

La respuesta a esta pregunta es clara, SI, la legislación establece en varias leyes las obligaciones de los propietarios sobre los inmuebles. Siendo estos responsables del estado del que se encuentren, así como las consecuencias procedentes de la no conservación de los mismos.

Además en 2015 se estableció un Real Decreto mediante el cual, todos los inmuebles deberán pasar el Informe de Evaluación del Edificio (IEE). El inmueble/vivienda deberá cumplir ciertos requisitos para ser favorable, en caso de no cumplirlos deberán subsanarse para adquirir dicho informe.

 

¿Qué es un IEE?

El Informe de Evaluación de los Edificios es un documento en el que se acredita la situación en la que se encuentran los edificios, al menos en relación con su estado de conservación, con el cumplimiento de la normativa vigente sobre accesibilidad universal, y con el grado de su eficiencia energética.

Están obligados a tener el IEE los propietarios de inmuebles que tengan una antigüedad superior a 50 años. Debiendo disponerlo también aquellos propietarios (independientemente de la antigüedad) que pretendan solicitar ayudas públicas para realizar obras de conservación, de accesibilidad o eficiencia energética.